HALLADA UNA SAUNA CASTREXA EN SAN CIBRAO

Las saunas castrexas son un tipo de edificio característico de los castros del noroeste de la Península. Galicia posee el grupo más importante de los conservados, hasta 6 saunas.

Su origen se remonta a la Edad de Hierro, cuando se construyeron los más antiguos, conforme a un patrón común que se manifiesta tanto en la sorprendente semejanza de sus proporciones como en la selección de los emplazamientos.

Este modelo primitivo de planta rectangular y con una ábsida en la cabecera contaba con un horno, cámara de vaporización y un pequeño vestíbulo.

En la época romana se constataba la evolución divergente de las viejas saunas cara a edificios funcionalmente diversos, según mantenían fidelidad al baño de vapor tradicional o bien se adaptaban a prácticas balnearias probablemente importadas y que requirían, por su dependencia de la suministración hidráulica, la instalación de canalizaciones, piscinas o estanques de gran capacidad.

Estos edificios, interpretados recientemente como santuarios, en relación con entidades de naturaleza acuática y telúrica, mantienen una estrecha vinculación con las grandes casas de asembleas comunes en los castros gallegos y del norte de la Península, y debieron poseer una notable relevancia en la liturgia social de los pueblos indígenas, puee albergarían el corazón mismo de la institución política que constituía la comunidad castrexa.